Cuando un perro me lamía siempre me daba asco. Pero desde que leí esto, mi opinión cambio

VIRAL 804 Visitas

Como ya todos sabemos el perro es el mejor amigo del hombre, es muy agradable ver como demuestran su amor, su alegría cuando regresamos a casa, estos cachorros demuestran su admiración con los humanos lamiéndolos.

Lo que a muchas personas les gusta esta acción pero a muchas otras no, estés pequeños de cuatros patas son adorables y tan dulces pero sus lengüetazos puedes llegar a ser muy afectuosos

Pero hay que dejar de lado este mito y dejarse besar, lamer y acariciar por tu perro. Aquí te mostraremos las razones por las que ellos actúan de esta manera tan peculiar.

1. El aliento del perro es bueno para ti

Estos animalitos tienen un sistema inmune que es muy distinto al nuestro, ya que poseen otra composición de microorganismos en la boca y la saliva.

Dejar que nuestros perros respiren cerca de nosotros y hagan contacto con nuestras bocas puede, de hecho, tener un efecto positivo en nuestro sistema inmunológico al cubrir algunas de nuestras carencias de probióticos, por decirlo de alguna manera.

Cuando un perro me lamía siempre me daba asco. Pero desde que leí esto, mi opinión cambio

2. El aliento humano es bueno para tu perro

Ellos también se benefician de esto ya que tú puedes implementar al sistema inmune de tu cachorro a través de tus microorganismos.

3. Los besos de tu perro pueden protegerte de alergias

Fortalecer tu sistema inmune a través del contacto canino en tus primeros años de vida puede ayudarte contra las alergias y el asma más adelante.

Los adultos que crecen con un perro en casa, sobre todo desde que son bebés o niños, tienen menos riesgos de desarrollar alergias al pelo de los animales, etc.

Cuando un perro me lamía siempre me daba asco. Pero desde que leí esto, mi opinión cambio

4. Los lengüetazos de tu perro mejoran tu estado de ánimo

Recibir un beso incrementa la producción de ciertos neurotransmisores como la dopamina y la serotonina, así como de la oxitocina (una hormona).

Estos tres elementos juntos son un cóctel de felicidad y relajación, ¡el cual nos ofrece nuestro perro de forma gratuita y permanente!

Cuando un perro me lamía siempre me daba asco. Pero desde que leí esto, mi opinión cambio

5. Los besos significan que tú eres el jefe

En un entorno salvaje, los lobos y coyotes lamen al líder de la manada para mostrar que saben quién es el jefe. Los cachorros también poseen este instinto.

Así que los besos de tu perro son una señal de obediencia y de reconocimiento de tu autoridad.

Compartir

Comentarios