Graban a una chica sin que ésta lo supiera. Condenan al joven a prisión por este vídeo

NOTICIAS 7007 Visitas

El derecho a la intimidad (y unos cuantos más) de una chica universitaria de tan solo 20 años de edad fueron violados recientemente cuando un vecino de su localidad aprovechó su condición de amigo y decidió colarse en casa de la joven para instalar cámaras en el baño y en su habitación de forma que pudiera espiarla en sus momentos más íntimos.

Una vez pasaron los días, el chico volvió al lugar del crimen y recuperó el material audiovisual el cual contenía varios minutos de video de la chica desnuda en distintas situaciones dentro de su día a día: cambiándose de ropa, orinando, duchándose, practicando sexo con su pareja…

El chico, no conforme con recopilar dichos videos los difundió por la red en diversas páginas porno. Tras poco tiempo esto llegó a oídos de la chica la cual, tras comprobar la traición de su amigo, le contó a sus familiares más cercanos lo sucedido y todos la han apoyado en el asunto, ayudándola con la presión social que ha supuesto para ella este acto delictivo y por supuesto demandando al universitario y supuesto ex “amigo” de la joven, el cual se enfrenta ahora a una pena de prisión ya aprobada por el juez de forma legal por violar la intimidad y los derechos humanos de la afectada.

Para esta guapa chica universitaria su vida ha cambiado por completo, pero al menos ha conseguido que se encuentre el material de sus videos en los que salía desnuda por la red y se hayan retirado, ayudando a preservar su dignidad. Por supuesto, este acto delictivo cometido por el joven el cual acudía a su misma universidad será castigado con una pena de cárcel cuya duración aún no está estipulada, pero se piensa será de proporciones importantes de forma que sirva como ejemplo para que todos aquellos que piensen que actos como éste pueden quedar impunes se atengan a las consecuencias.

El caso, llevado por un juez (el cual por ahora permanece en el anonimato) está yendo de forma bastante rápida pese a todo el papeleo y la lentitud que acontecen a un proceso judicial gracias a la presión social que se ha vivido con la situación en la ciudad de la chica y es en parte gracias a esto también por lo que la condena a prisión se ha dictaminado con tanta contundencia y rapidez frente a otros casos del mismo tipo.

El joven dice sentirse arrepentido con lo ocurrido sin embargo el daño ya está hecho, y tendrá que pagar por ello.

Compartir

Comentarios